Educación y Discipulado

PROPÓSITO: ENSEÑAR A VIVIR esa fe en libertad cristiana a través del estudio de la Palabra de Dios 

1. Grupos de Vida:

En este grupo leemos y estudiamos críticamente la palabra de Dios, intentando comprender, en primer lugar su significado para la gente de su época, y en segundo su interpretación en nuestra realidad.

En este grupo participan jóvenes y adultos, quienes comparten y contrastan sus ideas, generando un espacio de diálogo abierto y profundo.

2. Catequesis de Comunión:

Los niños entre 10 y 12 años tienen aquí su espacio para aprender los caminos de la fe y de cómo vivir ese camino desde la vida en la iglesia. Este proceso de catequesis busca que los niños y niñas puedan vivir la comunión con Dios y la comunidad, y para ello se enseñan valores y doctrinas desde la Biblia y la Tradición Luterana, utilizando dinámicas y medios audiovisuales.

Vale destacar que este no es un curso de 1ª Comunión, sino un espacio de aprender a vivir en comunión con Dios y la Iglesia.

Los invitamos a conocer un poco más de la Biblia, en un entorno especialmente creado para niños, siguiendo este link: Biblia para niños

3.Confirmación de Jóvenes:

En nuestra tradición nuestros jóvenes se preparan para confirmar su fe de bautismo entre los 14 y 18 años. El curso de confirmación de jóvenes busca enseñar las bases de la fe cristiana de manera dinámica y de manera grupal, todo esto dentro de la perspectiva crítica y espiritual del luteranismo.

En este proceso, los confirmandos van conociendo cada parte y funcionamiento de la iglesia, siendo ellos mismos los que aprenden a servir y trabajar dentro de ella y en comunión con el resto de la comunidad.

4. Grupo de Identidad Luterana:

Este espacio nació de la necesidad de matrimonios jóvenes y nuevos integrantes de la Iglesia, por conocer más la doctrina cristiana-luterana y sus perspectivas de interpretación de Dios y el mundo, para luego confirmarse en esta fe y ser “luteranos”. Este grupo se destaca por  las interesantes perspectivas de cada participante, y por la profundidad teológica de los temas.

5. Video Debate:

Cada mes nos juntamos a compartir una película y debatir sobre sus temas a la luz de nuestras experiencias de fe. Esta actividad del séptimo arte nos ha ayudado a interpretar de mejor manera lo que aparece en la pantalla grande y cada vez se van enriqueciendo más los debates con miradas críticas y constructivas de los presentes.