Culto y Liturgia

El ministerio de Culto y Liturgia se encarga de  la preparación y celebración de los cultos de la iglesia, y la administración de la Palabra y los Sacramentos del Santo Bautismo y la Santa Cena. Es la base para el culto y el testimonio de nuestra fe, espiritualidad e identidad cristiana luterana. Además, provee los medios y espacios necesarios para la celebración a Dios en comunidad y fuera de ella.

La iglesia Luterana sigue el calendario litúrgico que  guía en fechas y lecturas para cada culto o celebración de la iglesia. Las iglesias tradicionales (luterana, anglicana, etc.) rigen sus cultos a través de una guía de lecturas, que se divide en 3 ciclos de 1 año que siguen los Evangelios de Mateo, Marcos y Lucas correspondientemente agregando al Evangelio de Juan durante los 3 años y complentándose siempre con una lectura de un texto histórico (Antiguo Testamento o Libro de los Hechos), una Carta Apostólica del Nuevo Testamento y un Salmo.

Este ministerio realiza las siguientes funciones:

  1. Planificar y celebrar cultos y ritos religiosos según el Propósito ILV (Iglesia Luterana en Valparaíso) y la tradición de la iglesia;
  2. Promover y formar a los miembros en la celebración litúrgica, el acolitado laico , el servicio litúrgico laico y la predicación laica;
  3. Organizar y coordinar los turnos de servicio en los cultos, ritos y fiestas de la iglesia;
  4. Estimular y organizar el ministerio musical en la iglesia para los cultos, ya sea por medio de instrumentos musicales o servicio coral;
  5. Proveer a los miembros de capacitación continua sobre liturgia, simbología religiosa y elementos rituales y sagrados.
  6. Confección de vestimentas y elementos litúrgicos como paramentos, pan de comunión, velas y todo tipo de símbolos que remitan a Dios y a la experiencia de fe.